Etcetera


Ekintza Zuzena aldizkariak bere 37. alean "5 Experiencias de comunicación libre" izenean galdera erantzun batzuk burutu zizkiNaten beren eta beraientzat interesgarriak ziren 5 proiekturen artean. Hona hemen Etcétera izeneko kolektibo interesgarriaren erantzunak. Eta elkarrizketa irakurri aurretik EKAITZALDIAren gomendioa zera duNK, lortu eta irakurri itzazuen hauen materialak, oso oso oso interesgarriak bait dituNK.


Etcétera. Correspondencia de la lucha social

Ekintza Zuzena: ¿Cómo se define Etcétera?

Etcétera: Siempre hemos huido de las etiquetas, por esto la mejor definición de Etcétera pueda encontrarse en los 45 números hasta hoy editados. Nos espantan para definirnos las palabras marxistas, anarquistas, ... quizá baste la de críticos del modo de vida capitalista y partidarios de su superación en el sentido comunista y libertario; una sociedad sin capital y sin Estado. Un mundo sin dinero.

EZ: Haced una valoración de vuestra trayectoria.

ETC: La trayectoria de Etcétera se inicia en la segunda mitad de los años 70 con la voluntad de un grupo de compañeros y compañeras, activos en las luchas autónomas de finales del franquismo, de dar a conocer una serie de materiales críticos del modo de vida capitalista. Así se iniciaban las colecciones de Crítica de la política y de Historia crítica, con libros como Marx anarquista, La comunidad, El código de la comunidad, Sobre la delincuencia, Sobre la servidumbre voluntaria, Bilan, El amigo del pueblo,... También durante estos años participamos en las luchas contra las cárceles editando el boletín «Quienes no tienen la palabra la toman ya». Al empezar 1980, sin dejar la edición de libros y folletos, que en la actualidad raya ya los cien títulos, se inicia la revista Etcétera como correspondencia de la guerra social. Se pretende, con ella, profundizar en el conocimiento de nuestra realidad social, de los cambios dentro del modo de producción capitalista y de las luchas autónomas y anticapitalistas, generando así una correspondencia sobre los avatares de la lucha de clases. Así, el análisis de coyuntura sobre los acontecimientos que más podían interesarnos (España años 80, cambio político y reconversión industrial; la Transición; Tiananmen; 1990, Rusia y los países del Este; la crisis y el Golfo; Balcanes; Argelia; México...) se junta con nuestras discusiones sobre las cuestiones más teóricas que conciernen a la comprensión de la situación actual y sus posibilidades de superación (la Técnica; la ideología; nacionalismo; cultura; contra la democracia; sindicalismo; mass media; fordismo; crítica del trabajo; crítica de la política; inmigración; urbanización; medicina; religión; género; acerca de la historia; la crisis;...) Sobre algunas de estas cuestiones abrimos debates más amplios como el de «Crítica de la política», «La utopía» y «La Técnica».

En el nº 21 de la revista, a los diez años de su inicio, hacíamos un balance al que nos remitimos y en el que abundábamos especialmente en dos cuestiones: en el sentido de la crítica hoy, y en la crítica de la ideología del progreso.

EZ: Etcétera es una publicación en la que buena parte del espacio lo ocupan textos de análisis y reflexión sobre cuestiones de actualidad o más generales elaborados por el propio colectivo editor, junto con reseñas bibliográficas y correspondencia. Son todos ellos aspectos en los que el propio colectivo editor toma una actitud activa, frente a un modelo más «periodístico» (encargo de temas, entrevistas, selección, etc.) ¿Por qué optáis por este modelo de publicación?

ETC: Optamos por este modelo de publicación, muy bien expresado y sintetizado en esta vuestra apreciación, porque es precisamente la discusión entre nosotros, para entender la sociedad actual, para saber sobre las luchas en su contra y para alargar esta discusión con más compañeros, y no tanto la publicación de una revista lo que nos aúna. Intentamos un trabajo colectivo, que firmamos colectivamente, expresando nuestra forma de ver.

EZ: ¿Cuáles son vuestros objetivos y cómo valoráis la cuestión de la incidencia del medio?

ETC: Nuestros objetivos, ya veis por lo que llevamos dicho, se podrían resumir en querer comprender nuestra sociedad, los resortes de su dominación y los caminos y luchas que llevan a su superación por otra más humana, o más libre o libertaria o..., palabras quizás gastadas pero con las que nos entendemos. La cuestión de la incidencia en el medio es una preocupación primera en nuestras discusiones y en nuestro esfuerzo de conocimiento del momento actual y las posibilidades de su superación. Siempre está y ha estado presente encontrar las posibilidades de una actividad crítica de la política pero concerniendo lo macrosocial. Lejos del militantismo: del hacer cosas por hacer cosas, del hacer en nombre de otros, representando a otros, en fin, lejos del hacer política; pero con un compromiso que plantea una transformación social. En 1978 hicimos un amplio debate sobre esta cuestión de crítica de la política y lo retomamos en 1997 (Etcétera, 29).

En la práctica nuestra incidencia en el medio, más allá de la incidencia de la teoría, es a título individual y pocas veces como colectivo, aunque también nos hemos sumado en actividades y luchas colectivas.

EZ: ¿Cómo abordáis la cuestión del pluralismo informativo y el concepto de izquierda?

ETC: El espacio que en nuestra revista ofrecemos no podríamos llamarlo pluralista. Es plural en el sentido de que no es monocorde, de que no es la expresión de una ortodoxia, pero sí que está presidido por un punto de vista, un punto de vista partidario de un tipo de sociedad, de un tipo de relaciones sociales más allá de su actual mercantilización. Una manera de analizar el presente y criticarlo. Nos preguntáis sobre el concepto de izquierda. A penas lo utilizamos; pensamos que derecha e izquierda serán dos formas de seguir con la sociedad capitalista. Con esto no queremos simplificar para afirmar que es igual un régimen que otro, pero tampoco queremos ceder en el chantaje de obligarnos a escoger entre lo malo y lo peor, o de hacernos creer que lo que hay es todo lo que puede haber. A lo largo de la revista, en la crítica del totalitarismo, del fascismo y del antifascismo, hemos incidido en estas cuestiones.

EZ: Se dice que, a pesar -o a causa- del torrente informativo existente (nunca ha habido tanta información disponible) la intervención y el pensamiento políticos se hayan a menudo ante un panorama de desfundamentación, fragmentación e incoherencia-confusión. ¿Cómo valoráis este aspecto y qué creéis que es posible o necesario hacer al respecto?

ETC: Los cambios políticos acaecidos en la España de la transición (1975), en estos últimos 34 años, los «pactos», el parlamentarismo, los sindicatos como órganos de cogestión capitalista, la reconversión, la desindustrialización y el proceso de adaptación a la nueva división internacional del trabajo (CEE), el «pacto social»... Los cambios habidos en estos 50 últimos años en el modo de vida capitalista, en sus instancias económicas y técnicas (cambios en el trabajo y en el proceso de producción, en la centralidad de la fábrica, en el papel del Estado, en el rol de los mass media, en la técnica), y la misma velocidad de estos cambios hace difícil la comprensión del momento actual, del saber dónde estamos y del cómo dejar de estar donde estamos.

De aquí quizás la fragmentación y confusión que decís. Nuevos puntos de vista, nuevas herramientas conceptuales, nuevas prácticas críticas son necesarias para un conocimiento de la realidad actual y de su posible superación.

Un abrazo, Etcétera

Ap.Correos 1363 - 08080 Barcelona
www.sindominio.net/etcetera

No hay comentarios:

Publicar un comentario